En los últimos tiempos la actividad de Valladolid en Transición se ha volcado en el impulso para la creación de redes de consumo en Valladolid. Actualmente ya existe una, la Red de la Patata, pero está saturada de éxito y no pueden dar cabida ya a más socios. Nos hemos puesto en contacto con ellos para que nos asesoren en los primeros pasos, aquí os dejamos un resumen de lo que nos contaron. No olvidéis que en todo momento somos una plataforma abierta y que nos puedes contactar para sumarte.
——————————————————————–
Requisitos para montar una nueva red de consumo de agricultura ecológica:
  • Unas 15/20 unidades de consumo/familias como mínimo.
  • Un local para la distribución: puede ser el de alguna asociación o bien un garaje, una nave o un bajo que esté disponible para poder hacer el reparto. Solo se utiliza este espacio un día a la semana dependiendo de cómo se organice la red con los proveedores. En la Red de la Patata, por ejemplo, los proveedores suelen llevar el pedido al local los martes por la mañana y por la tarde se hace el reparto de las cestas.
  • Contactos de proveedores: los compañeros de la Red de la Patata tienen bastantes contactos en la provincia de Valladolid.
  • Una balanza para pesar el género, una nevera/arcón si se quieren pedir también productos lácteos y una estantería con cajas numeradas para preparar los pedidos de cada unidad de consumo.
Compromiso que conlleva formar parte de una red de consumo:
  • Disponibilidad para organizar el reparto: se va rotando entre las distintas unidades/familias para preparar las cestas de los pedidos y depende del número de personas que formen parte de la red, pero por hacernos una idea, si empezamos más o menos unas 20 unidades, tocaría aproximadamente una tarde cada tres meses (desde las 18h hasta que se termine el reparto).
  • Pedidos regulares: las redes de consumo se basan en juntar un grupo suficiente de consumidores de tal forma que al proveedor le compense distribuir en ese punto. No es obligatorio consumir de todos los productos ni todas las semanas, pero sí cierta regularidad.
  • Fianza y cuota mensual: esto sería cuestión de decidirlo entre toda la gente interesada para organizarse, pero para servirnos de orientación, en la Patata se paga una cuota de 3 €/persona al mes y se pone una fianza de 30 € al entrar a formar parte de la red para poder abonar el primer pedido. La fianza se devuelve íntegra si esa unidad/familia decide abandonar la red. En la Patata la cuota mensual sirve para abonar ciertos gastos como el pago del local y el trabajo de la persona que se encarga de la administración de los pedidos y la contabilidad. Hay otras redes de consumo en las que la administración de los pedidos se va turnando entre las distintas unidades, eso sería cuestión de decidirlo entre todos.
En este enlace se explican consejos prácticos sobre cómo montar una red de consumo: http://www.letra.org/spip/spip.php?article3969.